Consejos para iluminar un dormitorio

La iluminación en un dormitorio es vital para crear un ambiente tranquilo, agradable, donde den ganas de pasar mucho tiempo y de realizar muchas actividades. Debe ser funcional, ir con la decoración, no crear sombras, que se puedan hacer muchas tareas en general y que el área de la mesa de noche haya muy buena luz para la lectura. Puedes combinar la iluminación con espejos y así crear un ambiente muy especial.

Cómo lograr una buena iluminación en el dormitorio

Debes tomar en cuenta siempre que en un dormitorio la iluminación debe ser de puntos de luz de 20 vatios por metro cuadrado como mínimo. La habitación debe ser simple sin sombras y áreas oscuras, preferiblemente con bombillos en el techo que pueden ir empotrados o en riel.
La iluminación principal debe poder encenderse al entrar al dormitorio, si deseas puedes poner otro cerca de la cama u optar por lámparas para las mesas de noche, eso sí, que vayan y se integren perfectamente al resto de la iluminación.
Si sueles leer y tienes un lugar para la lectura en específico debes concentrarte en iluminar mucho mejor esa zona, puede ser la cama o algún lugar en especial de la habitación, si es así puedes colocar una lámpara de pie, pero si lees en la cama, entonces usa lámparas de mesa que tengan el interruptor en la pared junto al cabecero de la cama y con graduación de la luz.

Las lámparas de mesa son ideales para completar la iluminación, así se evita usar esas lámparas colgantes pasadas de moda y optar por luces directamente en el techo. Para conseguir una buena iluminación ambiental debes jugar con la intensidad, la temperatura y el color de la luz, en general la luz blanca es la mejor opción para un dormitorio, pero tener apliques que se puedan regular es una buena opción para cambiar de funcional a romántico en segundos.

BOMBILLAS Y TUBOS

Comentarios

Entradas populares